Skip to content

¿Son seguros?

¿Afectan la fertilidad de la mujer? ¿Cuáles son su efectos adversos?

No todo es malo: Conozcamos el lado bueno de los anticonceptivos orales

16 noviembre, 2010

Los anticonceptivos orales reducirían el riesgo de cáncer de mama

Se prevendrían dos casos de cáncer de ovario por cada 50.000 mujeres que usen ACO durante un año.

El estudio se realizo con el objetivo de evaluar el efecto protector de los anticonceptivos orales (ACO) sobre el riesgo de cáncer de ovario (CO).

Diseño fue una revisión sistemática de 45 estudios observacionales realizados en 21 países que contó con datos de 23.257 mujeres con CO (epitelial maligno o no epitelial) y 87.303 controles sin cáncer de ovario.

Evaluación de factores pronósticos: Los estudios seleccionados debían contar con información clara sobre la historia reproductiva de las participantes y sobre el uso de ACO.

Los parámetros evaluados fueron

1.    La duración del seguimiento

2.    La edad al diagnóstico del caso y la región geográfica.

3.    Las características socio-demográficas (clase social, raza y nivel socioeconómico) antropométricas,

4.    La historia reproductiva y menstrual

5.    El uso de terapia hormonal durante la menopausia

6.    Los antecedentes familiares de cáncer de ovario y mama.

7.    El consumo de alcohol y tabaco.

Medición de resultados principales Se estandarizó por los potenciales confundidores y se midió el tiempo desde la última toma de ACO y hasta el diagnóstico del CO, estimándose el riesgo absoluto de CO asociado a cinco, diez y 15 años de uso de ACO.

Resultados principales El 31% de los casos y el 37% de los controles habían usado AC durante un promedio de 4.4 y 5 años respectivamente. La edad media de diagnóstico fue 56 años y a mayor tiempo de exposición a ACO, fue mayor la reducción en el riesgo de CO permaneciendo dicha disminución durante más de 30 años luego haberlos suspendido, pero atenuándose con el tiempo transcurrido.

Para todas las formas histológicas de CO:

1.    La reducción  proporcional por haberlos utilizado durante cinco años y conservada hasta los diez años de haberlos suspendido fue de 29%

2.    19% luego de diez a 19 años de haberlos suspendido

3.    15% luego de 20 a 29 años

Conclusiones el uso de ACO durante diez años en países de altos ingresos se asoció a una reducción de 0,8 a 1,28% en la incidencia de CO en menores de 75 años y de 0,7 a 0,5% en la mortalidad. Se prevendrían dos casos de CO y una muerte por CO cada 50.000 mujeres que usen ACO durante un año.

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

http://www.intramed.n/contenidover.asp?contenidoID=64178

http://ww.thelancet.com/journals/lancet/article

Anticonceptivos orales

16 noviembre, 2010

Un anticonceptivo oral (ACO) es un medicamento anticonceptivo tomado via oral con el propósito de evitar el embarazo. La anticoncepción hormonal son sustancias que actúan como si fueran estrógenos y progestágenos. Estas sustancias van a impedir la liberación de las gonadotrofinas del hipotálamo y de la hipófisis, lo que provoca que no se alcance la concentración máxima de LH y FSH y no se produzca la ovulación.

Cuando se usan en forma correcta y sistemática, los anticonceptivos orales (AO) están entre los métodos anticonceptivos más eficaces. Han sido objeto de acogida excelente en el mundo entero y los pueden usar sin peligro la gran mayoría de las mujeres sanas. El efecto anticonceptivo de los AO es reversible: cuando las píldoras se dejan de tomar la fertilidad regresa rápidamente, por lo cual son ideales para postergar y espaciar los embarazos. Además, los AO ofrecen muchos beneficios de salud que no son de carácter anticonceptivo.


Los anticonceptivos orales combinados (AOC) que contienen formas sintéticas de las hormonas femeninas estrógeno y progestina, son los anticonceptivos orales de uso más generalizado. Pero los AO sólo de progestina, conocidos como PSP suelen ser una buena opción de anticoncepción para las mujeres que están amamantando. Ciertos regímenes de AO se pueden usar para la anticoncepción de emergencia; es decir, para prevenir un embarazo poco después de haber tenido relaciones sexuales sin protección.

¿CONOCES ESTOS ANTICONCEPTIVOS?

4 septiembre, 2010

CERAZETTE

Si la respuesta es si, ¿Te has tomado el tiempo para informarte acerca de sus beneficios y de sus riesgos?  ¿Te has tomado el tiempo para leer el inserto que viene dentro de cada caja?

En el blog nos hemos dado a la tarea de informarte acerca de los anticonceptivos comercializados en Guatemala y también en Latinoamérica que contienen  como principio activo anticonceptivos de tercera generación como lo son el desogestrel y gestodeno.

Seguramente ya has leído la información que te hemos presentado hasta ahora en el blog y te habrás dado cuenta de que el uso de este tipo de anticonceptivos conlleva ciertos riesgos, el mas importante de ellos es la TROMBOSIS VENOSA, pues aquí te diremos si la información que proveen las casas farmacéuticas que comercializan estos productos es la indicada para informar a las usuarias de los anticonceptivos de tercera generación tanto de los beneficios como de los riesgos que estos poseen.

Para averiguar esto nos dirigimos a la página web del anticonceptivo llamado MERCILON y cuyo principio activo es el DESOGESTREL.

Al ingresara www.mrcilon.com.ar/mapasitio.htm nos encontramos con una barra de información en ella se detalla ¿Qué es? ¿Cómo actúa? En general solamente da información de los beneficios del producto.

PAGINA WEB MERCILON

Luego nos dirigimos a la sección donde se brinda una versión web del prospecto inserto en la caja de MERCILON, aquí se detalla la composición, dosis, eficacia, interacciones.

En la sección de reacciones adversas se encontró lo siguiente:

Mercilon reacciones

Como se darán cuenta la información acerca del riesgo de trombosis solo se limita a una simple mención.

Consideramos que la información que se detalla debería ser mas amplia y hacer mas énfasis en los riesgos que puede generar el uso de este tipo de anticonceptivo

En conclusión la información que como usuarios de un producto farmacéutico se nos provee muchas veces no es suficiente para lograr ponderar los beneficios y riesgos de la utilización de un determinado producto. Es por ello que debemos buscar por nuestra cuenta o con ayuda médica información adicional y de una fuente confiable para asegurarnos que adquirimos el mejor producto.

Anticonceptivos orales y enfermedad cardiovascular

4 septiembre, 2010

Los gestágenos de tercera generación tienen unos efectos favorables sobre el metabolismo lipídico, aumentando el colesterol ‘bueno’ y reduciendo el ‘malo’. Estudios posteriores al inicio de la polémica han puesto en evidencia que los ginecólogos optaron por recetar los modernos anticonceptivos a mujeres con factores de riesgo predisponentes de patología cardiovascular, pensando que se podían beneficiar de este efecto positivo. La Dra. Martínez puso de manifiesto que “este hecho podría justificar el que se haya tenido menos cuidado a la hora de la selección de las pacientes y hayan aparecido más complicaciones de tipo tromboembólico”. Sin embargo, el análisis exhaustivo de los resultados de estos estudios también muestra que se ha reducido el número de infartos agudos de miocardio y no han aumentado los accidentes vasculares cerebrales ni las embolias pulmonares, que son patologías con mucho mayor riesgo vital. “La alarma generada” puso de manifiesto la Dra. Martínez, “tenía una cierta falacia porque si bien aumentaba el riesgo de trombosis venosa, podía ser debido a otras causas concurrentes que los gestágenos de tercera generación y por otro lado, también se observó la reducción de patologías cardiovasculares que eran más graves”.

La comparación entre el número de episodios de tromboembolismo con los gestágenos de tercera generación en nuevas usuarias de estas píldoras se hizo con el de las que ya estaban consumiendo píldoras con gestágenos de segunda generación. “Pero si comparamos los episodios de tromboembolismo de las píldoras de tercera generación con los que hubieron en su momento con las de segunda generación”, añadió la Dra. Coll, “hubo muchos más con los de segunda que con los de tercera en la actualidad”.

En la mayoría de mujeres usuarias de píldoras anticonceptivas que tienen algún riesgo de accidente cardiovascular en general, éste aparece al principio de utilizar la píldora. Si aparece, las mujeres dejan de tomar la píldora y usan otros métodos anticonceptivos. Por el contrario, pasados unos meses el riesgo de accidente cardiovascular parece ser menor y la mujer que viene usando la píldora desde hace tiempo puede seguir con ella si no ha presentado ningún efecto indeseable. “El hábito de prescripción actual tiene que continuar siendo el mismo” concluye la Dra. Martínez, “es decir, hay que valorar a la mujer, sus factores de riesgo predisponentes y prescribir en consecuencia”.

Por otra parte, siempre se había pensado que el gestágeno no interfería en nada, pero ahora se ha visto que el gestágeno también puede tener su riesgo asociado y esta ha sido una importante aportación de esta situación. Ello implica que el tipo y las dosis del gestágeno también son importantes y aunque el perfil metabólico de los de tercera generación es muy bueno -reducen el colesterol “malo” y aumentan el “bueno” y no alteran los niveles de glucosa en sangre- y tiene beneficios sobre los factores de riesgo cardiovascular, no hay que olvidar sus efectos sobre la parte venosa de la circulación.

¿Qué representa este aumento del riesgo de tromboembolismo venoso en cifras reales, de población de mujeres usuarias de la píldora?

En la población general la incidencia de tromboembolismo venoso es muy baja, del 16 por 100.000 y cuando se utiliza la píldora entre las mujeres con riesgos predisponentes, esta incidencia alcanza el doble, alrededor de 32 por 100.000.

“En general”, afirmó la Dra. Coll, “los gestágenos de tercera generación han demostrado que tienen muchos menos efectos secundarios indeseables y más efectos beneficiosos. Sin embargo, hay personas en las cuales sigue siendo necesario restringir su uso o valorar muy bien el riesgo y el beneficio que pueden obtener de este uso”.

Uno de los problemas es el diagnóstico de la población de riesgo de tromboembolismo, ya que con los análisis habituales no es posible identificar a las mujeres con riesgo. Es muy importante una cuidadosa historia clínica, teniendo en cuenta los antecedentes familiares y personales de cada mujer.

Referencia:

La Vanguardia.  Ciencia y Salud.

http://www.medycom.com/lavanguardia/aco-ecv3.html

Los anticonceptivos orales y el riesgo de infarto del miocardio

4 septiembre, 2010

El consumo de anticonceptivos orales (AO) constituye, según varios estudios, un factor de riesgo de trombosis tanto venosa como arterial. Con el fin de reducir esos riesgos, se han efectuado varias modificaciones, tales como la reducción de las dosis de estrógenos o la sustitución de unos progestágenos por otros. Los AO que contienen los llamados progestágenos de tercera generación (desogestrel o gestodeno) se han asociado con una duplicación del riesgo de trombosis venosa en comparación con otros AO combinados, pero, por otro lado, se ha señalado que podrían proteger frente al infarto del miocardio (IM). Los autores de este estudio investigaron la asociación entre el consumo de AO y el riesgo de IM en función del tipo de progestágenos (desogestrel o gestodeno, frente a levonorgestrel), de la dosis de estrógenos y de la presencia o ausencia de mutaciones protrombóticas (mutación G1691A del gen del factor V y mutación G20210A del gen de la protrombina).

En este análisis se utilizaron los datos del estudio sobre el riesgo de trombosis arterial en relación con el consumo de AO (Risk of Arterial Thrombosis in Relation to Oral Contraceptives Study: RATIO), un estudio de casos y controles basado en la población y de ámbito nacional, realizado en Holanda, en el que participaron 248 mujeres de 18 a 49 años que habían sufrido su primer IM entre 1990 y 1995, y 925 controles sin IM, seleccionadas aleatoriamente.

Los datos se ajustaron en función de la edad, del año del acontecimiento índice y de la zona de residencia, así como de los posibles factores de confusión (consumo de tabaco, hipercolesterolemia, diabetes, hipertensión, obesidad, antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, nivel educacional y consumo de alcohol). También se repitieron los análisis después de excluir a las mujeres con los principales factores de riesgo cardiovascular.

Los resultados de este estudio revelan que el riesgo de IM está aumentado en las mujeres que toman AO de segunda generación; en las que toman AO de tercera generación, los resultados no fueron concluyentes, pero indicaron que el riesgo parece ser menor que en el grupo anterior. Asimismo, se comprobó que el riesgo de IM en las mujeres que toman AO es similar en las que tienen mutaciones protrombóticas y las que no las tienen. Aunque el riesgo de IM en las consumidoras de AO es pequeño en términos absolutos, tiene importantes repercusiones sobre la salud de la mujer, dado que un 35 a 45% de las mujeres en edad reproductiva toman AO. Los autores concluyen que antes de prescribir AO a una mujer se deben investigar sus factores de riesgo convencionales de enfermedad cardiovascular y que el consejo más importante que se les debe dar es que dejen de fumar.

Referencia:

Tanis BC, van den Bosch MAAJ, Kemmeren JM, Cats VM, Helmerhorst FM, Algra A, et al. Oral contraceptives and the risk of myocardial infarction. N Engl J Med 2001;345:1787-1793 Disponible en:

http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892002000200012

Riesgo de Tromboenbolismo Venoso asociado a Anticonceptivos Orales de 3ra generación

27 agosto, 2010

Descarga aquí: Tromboembolismo asociado a anticonceptivos

Los anticonceptivos orales combinados proporcionan una protección cercana al 100% contra embarazos no deseados si se utilizan correctamente. Su uso se asocia a efectos indeseables de carácter leve como náuseas, edema, ganancia de peso y cambios de humor, normalmente transitorios.

En base a diferentes estudios clínicos, se público un comunicado emitido por el Comité de Especialidades Farmacéuticas (CPMP), sobre el riesgo de tromboembolismo venoso como reacción adversa infrecuente, asociado al uso de los anticonceptivos orales de tercera generación, los cuales incluyen dentro de su composición  a los progestágenos desogestrel o gestodeno.

Las reacciones adversas de tromboembolismo venoso (dolor e inflamación en los brazos o piernas), son mayormente durante el primer año de utilización.  La evidencia disponible sugiere un incremento del riesgo de tromboembolismo venoso al utilizar anticonceptivos orales, que contienen al menos 30 microgramos de etinilestradiol en combinación con desogestrel o gestodeno frente a los AOC que contienen la misma cantidad de etinilestradiol combinado con levonorgestrel.

Finalmente se concluyo que los hallazgos comentados no justifican el que las usuarias de cualquier marca comercial de anticonceptivos orales combinados dejen de tomarlos. De igual forma se recomienda que a la hora de prescribir un anticonceptivo oral por vez primera, debe tenerse en cuenta que el incremento de riesgo de tromboembolismo venoso estimado para los anticonceptivos orales de 3ª generación (que contienen al menos 20 microgramos de etinilestradiol asociado a desogestrel o gestodeno).

Por lo que se considera de gran importancia que dentro de las secciones relevantes de la ficha técnica de los anticonceptivos orales de 3ª generación, se incorpore la  información relevante, donde debe recordarse que el uso de anticonceptivos orales está contraindicado en mujeres que padezcan, o tengan antecedentes de enfermedad tromboembólica venosa. Están también contraindicados en caso de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular.

Los factores de riesgo conocidos de tromboembolismo venoso, que deben tenerse en cuenta a la hora de prescribir un anticonceptivo oral, incluyen la obesidad, el periodo post-parto, intervención quirúrgica reciente o antecedentes familiares de trombosis venosa. Además, deberá valorarse la interrupción del tratamiento en caso de intervención quirúrgica o inmovilización por cualquier causa.

Pero ¿Qué es la trombosis venosa? Descarga aquí:

Trombosis venosa profunda

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.